En esta sección obtendrás información relacionada con la Pequeña Vía Aérea. Podrás consultar qué es, cómo se diagnostica, la importancia que tiene y su tratamiento tanto en Asma como en EPOC.

Tratamiento de la pequeña vía aérea en el Asma y en la EPOC

Resumen

Tanto en el asma bronquial como en la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) se producen procesos inflamatorios en la pequeña vía aérea, por lo que parece conveniente abordar también esta región pulmonar en el marco del tratamiento farmacológico1. En este aspecto, el tamaño de partícula del fármaco inhalado juega un papel decisivo para permitir el depósito en todo el pulmón.1

Abordaje de la inflamación en la pequeña vía aérea

Aunque el asma y la EPOC se diferencian entre sí en cuanto a la patología del sistema inmunitario, los procesos inflamatorios de la pequeña vía aérea juegan un papel importante en ambas enfermedades.1 Desde hace mucho tiempo la importancia de la pequeña vía aérea en la patogénesis de la EPOC continúa siendo tema de debate en los círculos de expertos.3 La reacción inflamatoria en la EPOC afecta no solo a las vías aéreas proximales, sino también a las distales.1 Se ha demostrado el deterioro de las vías aéreas periféricas en todos los estadios de la EPOC.4 La remodelación, debida a la inflamación que en el asma produce la reducción del lumen bronquial, tiene lugar tanto en las vías aéreas grandes como en las pequeñas y se ha podido demostrar para todos los niveles de gravedad en el asma.5 Por ello, parece conveniente un tratamiento inhalado que aborde la inflamación de las vías aéreas grandes y pequeñas tanto en el asma como en la EPOC.*1

El tamaño de partícula es decisivo para el acceso a la pequeña vía aérea

Para poder llegar también a las vías aéreas periféricas, el tamaño de partícula del fármaco inhalado tiene gran importancia. Las formulaciones inhaladas con un tamaño de partícula convencional (> 2 µm) apenas alcanzan la zona distal del pulmón. Hay que distinguir entre partículas finas y extrafinas. La clasificación del tamaño de partícula se orienta por la MDAM (mediana del diámetro aerodinámico de masa) que, según la definición, es inferior a 2 micras para las partículas extrafinas. Una partícula no extrafina tiene un tamaño medio de partícula de más de dos micras de diámetro.6 Se ha demostrado que el tamaño de partícula guarda relación con su depósito en el pulmón.1,2

Abordaje terapéutico de todo el árbol bronquial

El profesor Omar Usmani de Londres explica el papel que juega el abordaje terapéutico de todo el pulmón y el tamaño de partícula de una combinación de fármacos ICS/LABA en el tratamiento del asma y de la EPOC:

Las partículas extrafinas hacen posible un depósito uniforme

Estudios gammagráficos pudieron demostrar para la combinación extrafina a dosis fijas del corticosteroide inhalado (ICS) beclometasona y del agonista ß2 de acción prolongada (LABA) formoterol un depósito elevado y uniforme hasta en las vías aéreas pequeñas en asmáticos y en pacientes con EPOC7,8 (Fig. 1). El tamaño de estas partículas de fármaco extrafinas de aprox. 1,5 µm es solo la mitad del tamaño de las partículas de otras combinaciones no extrafinas a dosis fijas (referido a la MDAM)6.

Combinación extrafina ICS/LABA: el mismo efecto terapéutico con menores dosis de fármacos

Con una formulación extrafina puede conseguirse un depósito del fármaco elevado y uniforme en todo el pulmón, lo que parece tener efectos positivos a las dosis de fármaco requeridas, con menos efectos adversos.7-9 Por ejemplo, Singh et al. han indicado que en relación al FEV1 (volumen espiratorio forzado en 1 segundo) pre-dosis matutino de pacientes de EPOC, se observó un efecto similar entre beclometasona/formoterol (200 µg/12 µg dos veces al día) en formulación extrafina y fluticasona/salmeterol (500 µg/50 µg dos veces al día), con menos efectos adversos; especialmente en relación a la incidencia de neumonía. 9

En varios estudios, la formulación extrafina de beclometasona y formoterol ha demostrado ser ventajosa en comparación con las combinaciones de ICS/LABA a dosis fijas tanto en pacientes con asma como en pacientes con EPOC. Los resultados del estudio se encuentran reunidos de forma compacta en el resumen que se muestra abajo (Tabla 1).

Ventajas de una formulación extrafina para los pacientes de asma y EPOC

*Las recomendaciones GOLD actualizadas prevén un tratamiento ICS/LABA antiinflamatorio para pacientes con EPOC a partir del estadio C y D (GOLD. Global Strategy for Diagnosis, Management, and Prevention of COPD [Estrategia Global para Diagnóstico, Manejo y Prevención de EPOC]. Enero de 2016, https://www.goldcopd.org)

**Functional Respiratory Imaging

Singh N et al., BMC Pulm Med 2014, 14: 43

Bibliografia

1. Usmani OS, Barnes PJ., Ann Med. 2012; 44 (2): 146-156. 2. From the Global Strategy for the Diagnosis, Management and Prevention of COPD, Global Initiative for Chronic Obstructive Lung Disease (GOLD) 2017. Available from: https://goldcopd.org. 3. Contoli et al., Allergy 2010; 65: 141-51. 4. McDonough JE et al. NEJM. 2011;365(17):1567-1575. 5. Bergeron et al., Can Respir J 2010; 17(4): e85-e93. 6. Scichilone N et al., J Allergy Clin Immunol 2013; 131: 1513 –7. 7. De Backer W et al., J Aerosol Med Pulm Drug Deliv 2010; 23: 137–148 (für FOSTER®Dosieraerosol100 μg/6 μg). 8Mariotti F et al., ERS Congress 2011; Poster 830 (für FOSTER®NEXThaler® 100 μg/6 μg)